Primera parada

Nuestro paso por Quito aunque fue rápido, lo aprovechamos al máximo para mostrarles dos lugares muy conocidos turísticamente, así que decidimos ir primero a la Capilla del hombre. Está ubicada entre las calles Mariano Calvache y Lorenzo Chávez, esquina Bellavista, sector El Batán. La entrada a esta capilla es de $8 p/p.
Es un museo dedicado al pintor ecuatoriano Oswaldo Guayasamín en homenaje al ser humano y su razón de ser. Debido a todos los viajes que realizó por varios países latinoamericanos, observó de cerca la opresión de los indígenas y su dolor lo reflejo en muchas de sus pinturas. También expresa los sentimientos del hombre, tales como como la ira, la lucha, la victoria, la violencia, los sueños, entre otros.

Dentro del museo tienen dos pisos de recorrido, con variedad de cuadros y esculturas y en el centro se ubica la llama eterna por los derechos humanos. Esta capilla fue catalogada por la Unesco como proyecto cultural de la humanidad. A todo esto, se suma la casa taller del pintor, donde vivió sus últimos años y desde donde observaba su precioso Quito, el cual muchas veces pinto.

Todos los espacios de esta casa están muy bien conservados, hay tantos detalles que se quedaran observando por largo rato, esto se debe a que siempre traía un recuerdo del país que visitaba y compraba obras de otros artistas. La casa tiene tantos espacios como imaginen, un comedor enorme, donde recibía a sus amigos e invitados especiales, el taller donde pintaba está intacto con todos sus pinceles y pinturas, su espaciosa habitación con una increíble vista. Dentro de la casa también se encuentra una tienda donde puedes adquirir algún recuerdo de tu visita allí.

Lamentablemente a sus 79 años el artista sufrió un ataque al corazón y no pudo ver este museo terminado en el año 2002. Sus restos reposan al frente de la casa, justo debajo de un grande pino llamado el árbol de la vida.

La Segunda y esperada parada: Mitad del Mundo

Ahora los llevamos a la Mitad del Mundo, lugar muy reconocido para todos los que visitan Ecuador. Llegar aquí es fácil, pueden tomar buses que pasan por todo el frente o tomar un taxi. La entrada es de $5 p/p y está ubicada justo al frente de la Unasur, específicamente en la Avenida Manuel Córdova Galarza KM. 13/5 SN.

Si nos vamos a la historia fue en el año 1736 que llegó la primera misión geodésica conformada por científicos franceses, españoles y un ecuatoriano y 200 años más tarde en 1936 el comité franco americano apoya la idea del geógrafo ecuatoriano Luis Tufiño y proyecta el paso de la línea equinoccial del ecuador, levantando en San Antonio de Pichincha el monumento de 10 mts de altura el cual estuvo ubicado aquí por 10 años.

La segunda misión se hizo con la finalidad de aplicar la tecnología del siglo XIX, ampliando el área de medición desde la ciudad de Tulcan, hasta la ciudad de Paita en Peru, confirando las mediciones de la primera misión.
Luego construyen bajo el diseño del arquitecto Raúl Rojas el actual monumento de 30 mts de altura, con un mirador impresionante y nueve pisos de museo, el cual puedes recorrer a pie para observar los experimentos y la muestra de la artesanía ecuatoriana.

Este lugar se elaboro con aproximadamente 700.000 piedras
Pero esto no es todo, en la ciudad mitad del mundo pueden encontrar, varios pabellones, entre ellos el Guayasamin (expone las obras del pintor), pabellón de Francia (muestra el museo geodésico francés y el pabellón del sol (con información de las ciudades de Guayaquil y Cuenca), así como casi 100 locales, entre artesanía, restaurantes entre otros.